Nuestras Historias

SLa Historia de Susanne.

Susanne Manning ha vivido en Orlando, Florida por 25 años. Ella cometió un error en el pasado y fue condenada a 30 años de prisión.

“Desde el mismo primer minuto que pasé por la puerta de la prisión,” dice Susanne, “todo el mundo vivía diciéndome, ‘Tu no pareces tener nada que ver con este lugar.’” Manning tiene el cabello plateado, ojos amistosos y una sonrisa cordial, pero afirma que sí, su lugar era en la cárcel. “Yo violé la ley.”

Mientras pagaba sus deudas, Susanne tuvo que ajustarse. Las cosas eran diferentes. “Entre las cosas que más extrañaba estaban cocinar y hornear,” dice. Pero cuando regresó, encontró su ancla. “Cuando comencé a hornear otra vez, eso me hizo sentir que estaba de verdad en casa.”

Susanne comparte con frecuencia la historia sobre su sobrina mayor — rompe en lágrimas cuando la cuenta. “Cada vez que regaño a mi sobrina, ella pone sus manos en las caderas y dice, ‘¿Me puedes dar una segunda oportunidad?’ Yo creo que todo el mundo merece una segunda oportunidad.”

Susanne ya pagó sus deudas. Desde entonces, regresó a Orlando, donde reconstruyó su vida. Actualmente se dedica a hornear y espera abrir una pastelería desde donde pueda ayudar a otros ciudadanos de regreso a la sociedad a encontrar sus propios amarres.

English